Descubre 5 sencillos trucos para ahorrar en tu factura de calefacción
Consejos y soluciones

5 sencillos trucos para ahorrar en calefacción

By Ariston

En invierno, con la calefacción encendida, las facturas de gas y electricidad parecen escaparse a nuestro control. Pero en realidad, con un mínimo de cuidado y algún que otro truco, reducir la dispersión del calor y ahorrar en costes de calefacción no es tan difícil. Descubrimos qué podemos hacer junto a Ariston, especialista en calefacción, que lleva confort a todos los espacios del hogar a la vez que nos ayuda a ahorrar en nuestras facturas.

1. Comprueba el aislamiento de la puerta de entradaHaz una prueba: inclínate y mira el hueco que queda entre la puerta de entrada y tu casa. Si entra luz desde el exterior significa que la brecha es demasiado grande y que también deja entrar aire frío a tu hogar, desperdiciando gran parte del calor. En este caso, la solución es bastante sencilla: solo debes apretar los pasadores de la bisagra para ajustar la altura de la puerta y reducir el espacio.
Otra alternativa es colocar un burlete en la parte inferior de la puerta, como por ejemplo una tira de aluminio que mida lo mismo que el espacio, y así limitarás las corrientes de aire y la entrada de polvo y suciedad del exterior.

2. Elimina las corrientes de aire de las tomas de luz 

Quizás no todo el mundo sabe que las tomas de corriente constituyen un lugar preferente para la formación de corrientes de aire. Estas cavidades canalizan el aire y lo propagan hacia las diferentes habitaciones de tu casa. Para eliminar este problema, simplemente tienes que retirar la placa frontal del interruptor y rellenar los espacios vacíos con material aislante.

3. Utiliza termostatos programables
El ahorro que se consigue gracias a los termostatos programables es considerable. Configurando el termostato a unos 15 grados durante al menos 8 horas del día (por la noche o cuando estamos fuera) podemos optimizar el funcionamiento de nuestro sistema de calefacción y reducir significativamente los costes de calefacción. Además, los modelos Wi-Fi de última generación, como CUBE S NET de Ariston, usan Internet para determinar la temperatura exterior, de modo que la calefacción doméstica se puede regular de manera más eficiente.

4. Bloquea las puertas y ventanas de doble hoja
Recuerda siempre bloquear las ventanas y puertas de doble hoja: cerrarlas con la llave no es suficiente. Si no las bloqueas en la parte inferior (y en el caso de puertas en la parte superior también) y hace viento afuera, pueden dejar que se filtre el aire frío desde el exterior, reduciendo así la eficiencia del sistema de calefacción.

5.  Deja que los rayos del sol entren en tu hogar
¡Disfruta los días soleados y calienta tu casa de forma natural! Deja que los rayos de sol entren por la ventana y vaya calentando la vivienda, pero no las abras. Dejar entrar tanto calor natural como sea posible nos permite configurar el sistema de calefacción a una temperatura más baja. Cuando llegue la noche, recuerda bajar las persianas y cerrar las cortinas.
Otro consejo: para maximizar el ahorro de energía, deberíamos cortar cualquier rama de árbol o arbusto que evite que la luz del sol llegue a las ventanas.

Hoy en día, tener bajo control y mantener la eficiencia en calefacción es todavía más fácil: clica aquí para descubrir todo el potencial de Ariston NET, el innovador sistema que te permite controlar la configuración de tu caldera y programar con tu smartphone o desde tu pc las posibles variaciones de temperatura.